Cuando quise agregar a una ensalada cebolla caramelizada lo primero que se me ocurrió fue poner a rehogar la cebolla picada y agregarle azúcar.

Sin embargo cuando comencé a investigar y preguntar a los profesionales, descubrí que la mejor forma es :

Cortar la cebolla de la forma deseada, puede ser juliana, cubos, pluma, etc. (para no llorar te recomiendo mi otro artículo: cómo pelar una cebolla sin llorar). Poner en una sartén apenas aceite, preferentemente de oliva, y cuando esté bien caliente, agregar la cebolla y bajar el fuego al mínimo ,la cebolla ira largando sus jugos y se oxidará, cocinar unos 30 minutos (depende la cantidad de cebolla), removiendo cada tanto, el propio jugo de la cebolla que contiene sus azúcares naturales hará que se caramelice.

Si tu opción es hacerlo con azúcar, podés usar blanca o morena u orgánica que es mi preferida, y calcular 2 cucharas por kg de cebollas, y agregarla cuando comienza a tomar color, cuidando que no se queme, removiendo con cuchara de madera, además podes agregar una o dos cucharas de agua si ves que están caramelizando muy rápido.

Me encantaría escuchar tu opinión, si te sirve este tip por favor dejá un comentario 😊

Se puede conservar en envase tapado 2 semanas en la heladera.

Las utilizo en empanadas, tartas, ensaladas, bruschettas, etc.

Escribe un comentario

Español