Pechugas rellenas de manteca

Estas riquísimas pechugas de pollo a la Kiev, están rellenas de manteca saborizada con perejil , que le da una textura y sabor increíble.

Me pasó nuevamente, hice un pedido por internet y pensé que unidad era una pechuga y pedí 2, pero me enviaron 2 kilos de pechugas!!!

Esta semana tenemos pollo en desayuno , almuerzo y cena, jajaj.

Se me ocurrió esta forma diferente de hacerlo, porque queda crocante por fuera y jugoso y sabroso en su interior.

Porque pollo a la Kiev?

El origen es y ha sido muy debatido. Si bien su nombre lo asocia a la capital de Ucrania, algunos historiadores lo relacionan a un club de comerciantes de Moscú y San Petersburgo.

Esta receta tiene una influencia de la cocina francesa, ya que grandes chef de Francia fueron contratados para servir a la nobleza rusa, incorporando técnicas como las ballotines y las galatinas , de enrollar la carne y rellenar.

Ingredientes

Para 2 o 3 personas

2 pechugas de pollo sin piel

100 gr de manteca

3 cucharadas de perejil picado

1 o 2 dientes de ajo ( use ajo confitado pero podes ponerlo fresco)

2 huevos

pan rallado

sal, pimienta, pimentón.

Cómo se hace

  • Formar un cilindro sobre papel film y llevar a la heladera hasta que esté firme
  • Emprolijar las pechugas y cubrir con pimentón.
  • Hacer un corte en el medio de las pechugas formando un hueco, sin abrirlas, e introducir rodajas de la manteca saborizada, cerrar con un palillo.
  • Batir los huevos y condimentar
  • Pasar las pechugas primero por huevo y luego por pan rallado
  • Freir

  • Pechuga de pollo2
  • Mantequilla100 g
  • Perejil un manojito
  • Harina de trigo para el empanado
  • Huevo para el empanado1
  • Pan rallado para el empanado
  • Diente de ajo para el relleno2
  • Comenzamos preparando nuestra mantequilla compuesta de hierbas y ajo. Para ello picamos bien los dientes de ajo y el perejil y los mezclamos con la mantequilla que habremos dejado durante una hora o dos a temperatura ambiente. Con un tenedor lo tendremos listo en muy poco tiempo. Después la metemos en un film de cocina formando un cilindro y la guardamos en la nevera. En menos de una hora estará dura otra vez y tendremos un estupendo preparado para esta receta y para otras muchas.
  • Con un cuchillo afilado, hacemos un corte en las pechugas de pollo, sin llegar a abrirlas del todo. En ese orificio, meteremos dos o tres rodajas de la mantequilla de ajo y perejil que hemos preparado, procurando cerrar la pechuga para que quede bien recompuesta.
  • Empanamos las pechugas de pollo pasándolas por harina, huevo batido y pan rallado. Para esta receta, es preferible hacer un doble empanado, dando una segunda pasada por el huevo y el pan rallado para evitar que se nos salga la mantequilla al freírlas.
  • Freímos las pechugas de pollo a la Kiev en aceite muy caliente y cuando tengan un color dorado, las sacamos a un papel absorbente, dejándolas reposar unos minutos antes de cortarlas en porciones para que los sabores se asienten en el interior.

.

Escribe un comentario

Español