Hoy te comparto la receta de vainillas, ideales para hacer un Tiramisú para el fin de semana, o un postre con crema pastelera.

De chica en casa no faltaban las vainillas, mi mama siempre nos hacía y me gustaba comerlas recién salidas del horno, y sentir el azúcar crujiente con la suavidad del bizcocho.

Recuerdo llegar al Restaurante que tuvimos en una época en Bahía Blanca, y tomar el submarino bien caliente que me hacía mi abuela , pero no me gustaba mojar las vainillas porque quedaban las migas en el chocolate así que mi método era mojarlas con una cuchara, cosa que hacía reír mucho a mi abuela , ya que todos los que más disfrutan es justamente emberlas en el chocolate.

Las vainillas una inspiración Italiana

Il biscotto savoiardo, o bizcochos de soletilla, están inspirados en una receta de Saboya creada en el siglo XV.

La fórmula la inventó el Duque de Saboya, cuando el Rey de Francia visitó ese lugar. Y gustaron tanto que se reconocen como «oficiales», en la corte de Saboya.

Con los años la receta italiana traspasó las fronteras y se fue adaptando a cada lugar.

Distintos nombres

En Argentina y Paraguay se llaman vainillas.

En España bizcochos de soletilla

En el Salvador suspiros

En Méjico soletas

En Perú Bizcotelas

En Inglés se llaman Lady fingers ( dedos de dama)

Son riquísimas para usar en muchas preparaciones como trifles, charlotte o Tiramisú, entre muchísimos otros.

Ingredientes

Se calcula por cada huevo 25 gr de harina 0000, y 25 gr de azucar

Para 12 vainillas

4 huevos

100 gr de azucar

100 gr de harina 0000

Azucar impalpable y comun para espolvorear

Esencia de vainilla

Cómo se hacen

  1. Separar las claras de las yemas, y tamizar la harina.
  2. Batir las claras a nieve con 50 gr de azucar
  3. Por otro lado mezclar en un bol las yemas con el resto del azúcar, agregar la esencia y un tercio de la harina y mezclar.
  4. Agregar un tercio de las claras batidas a la mezcla de yemas y unir con movimientos envolventes.,
  5. Añadir el resto de la harina y cuando esté integrado agregar el resto de las claras batidas.
  6. Colocar la preparación en una manga con pico redondo liso grande
  7. Hacer bastones sobre una placa enmantecada y espolvorear primero azúcar impalpable y luego azúcar común.
  8. Llevar al horno a 180 grados hasta que comiencen a dorar.

Escribe un comentario

Español