Chipá, calentito, sabroso, para acompañar los mates de la mañana y las tardes a la sombra de nuestra Morera, y disfrutar la brisa que en verano se espera y se disfruta.

La morera

La morera era el único árbol que estaba en todo el terreno, nos recibió tímida, con las ramas desordenadas pero un tronco fuerte que nos daba seguridad.

Ella era la protagonista, comenzamos a ir para ver el terreno , para imaginar dónde iría cada cosa, y nuestra morera era el lugar de reunión, con sillas plegables y una parrilla improvisada disfrutamos un rato, dando vida a los sueños…

Ella es la mejor testigo de cada árbol y arbusto que plantó mi esposo, en nuestro lugar preferido… en nuestro lugar, y les aseguro que fueron más de cien.

Hoy todos crecieron, los pinos están inmensos, quince años pasaron, cada árbol fue tomando su forma , y dando nombre al lugar que ocupa,

Deja el auto debajo del pino torcido…. vamos debajo del sauce…

Pero la morera , ella sigue siendo la protagonista, todos queremos su sombra, todos disfrutamos debajo de ella las tardes cuando todo es silencio y la brisa se aleja dejando la calma del atardecer…

Y ella me inspira muchas veces a darme una escapada a la cocina y hacer algo rápido para compartir y continuar las charlas que van a mi cajita de recuerdo en mi corazón.

Estos chipá muchas veces perfuman las hojas de la morera y creo…. a ella le gusta , porque empieza a mover sus ramas dibujando sonrisas con los rayos del sol.

Ingredientes

1/2 kg de fécula de mandioca

3 huevos

100 gr de manteca

250 gr de queso semiduro ( pategras, criollo, etc)

100 gr de queso rallado opcional

leche c/n

Como el queso está muy caro podes hacerlos con queso rallado solo .

Cómo se hace

  • Hacer una corona con la fécula y en el centro los tres huevos batidos, la sal, la manteca bien blanda, cortada en cubos, el queso cortado pequeño, o rallado, vas integrando y agregando leche primero 5 cucharas para no pasarte , esta vez me alcanzó con 12 cucharas de leche.
  • Necesita mucho amasado , así no se endurece luego, debe integrarse bien y que quede una masa que no se pegue y parezca plastilina.
  • Formar bolitas del tamaño de pelotitas de golf, llevar a la heladera unos 30 minutos así después en el horno se cocinan todos los ingredientes a la misma temperatura y la manteca y quesos se fundan, y llevar al horno unos 20 minutos hasta que la base este dorada y si al presionar con el dedo queda hundido es que sigue crudo.

2 Comments

Escribe un comentario

Español