Es imposible , aún en medio del torbellino de situaciones que nos enfrenta un duro día, no detenernos a observar una hermosa mariposa

Como la bella  mariposa naranja que se posó hoy un mi balcón, y me sacó por un instante de pensamientos inquietantes.

Duró unos segundos, pero pude ver su brillo y su color tornasolado antes que vuelva a desplegar sus hermosas alas y volar alto muy alto.

Cuánto tuvo que pasar la verde crisálida antes de ser mariposa? cuantos pisotones esquivo, cuantos vientos soportó…

En su interior siendo crisálida, también sufrió una transformación,  que la convirtió de  humilde oruga a una increíble mariposa.

Si esa transformación ocurre con las orugas porque no puede ocurrir con nosotros,?

Si!! podemos transformar las situaciones y evolucionar en ese aprendizaje…

La oruga se despierta un día y ya es mariposa y tiene alas y puede volar… Tenemos un desafío, despertar y descubrir qué tenemos  alas,  que ya no somos orugas , que ya no debemos aferrarnos  a algo si queremos avanzar, podremos ver desde lo alto, ver el bosque desde arriba, seguir adelante, encontrar nuestro propio vuelo.

Hay un hermoso cuento que habla de una oruga que no se dió cuenta que ya era mariposa y quería avanzar pero sus patitas no le servían para eso y sus alas le pesaban, hasta que llegó a un estanque y al reflejarse en el agua vio una hermosa mariposa y dijo:

-que envidia, vos podes volar”

Una rana que estaba sobre una roca la escuchó y empezó a reír, la oruga le preguntó porque reía tanto y la rana le dijo

-de ti, me rio de ti, porque hablá con vos misma?”

-Conmigo? , digo la oruga”

-Claro mujer , vuela vuela, eres libre, vuela rápido antes que me arrepienta” dijo la rana

Miró la oruga su cuerpo y descubrió sus alas, que se desplegaron brillantes y majestuosas y comenzó a volar y volar…

Cuanto mas volaba, más se asombraba de lo que veía, del sentimiento de libertad que jamás había sentido, de la curiosidad por ver cada flor y todo lo que la rodeaba, de la fuerza de sus alas soportando la fuerte brisa .. cuántas cosas podría hacer ahora, cuánto por descubrir!!!

Cuando nos da miedo el cambio y nos paralizamos , no solo dejamos que pase el tren , … la oportunidad …sino también corremos peligro de quedar atrapados.

Dar el paso…  transformarnos,  cambiar… aceptar desafíos, aprovechando las dificultades de la vida para ser más sabios, mas generosos , mas amorosos.

Todo requiere un tiempo, a veces nosotros mismos dificultamos las cosas , por no confiar, por no querer salir de la zona de confort…

Tal vez haya días en que cuanto mas tratamos mas difícil es todo, pero si persistimos, paso a paso podremos modificar el rumbo, elegir un nuevo camino, tal vez podamos ver como la oruga en el estanque , que somos lo que soñamos ser y aùn no nos dimos cuenta, que tenemos alas y que nos pesan porque no las desplegamos para volar…

No dejes que tus sueños se vuelen con el viento, no dejes que te gane la resignación!!

Quién puede poner un límite a nuestros sueños?,  a nuestro vuelo?Solo nosotros , no lo olvides… convierte ese sueño en proyecto y tendrás la fuerza para lograrlo.

Quién nos dice que el cambio no va a doler? claro que muchas veces duele, claro que a veces nos arranca la piel, y sentimos miedo pero…

Para que los sueños sean libres tenemos que dejarlos volar, salir de nosotros, entonces  así , solo así podremos perseguirlos, sin que nos pesen nuestras alas, haciendo que nuestro vuelo sea ligero, y alto muy alto, sin limites, sin miedos… sin olvidar que una vez fuimos oruga queriendo ser la mariposa que somos hoy… 

Escribe un comentario

Español