Una noche… que no es poco

Cuando pasaron apenas unos dias

del ultimo reencuentro…

Una noche que estira las horas

que trae un fresco mandarincello

para entibiar aun más el alma en desconsuelo.

Torbellino de cosas que pasaron,

Hacer que el tiempo se detenga, en cada charla

en cada encuentro…

noticias que alegraron, proyectos que nacen

sueños compartidos, risas, abrazos, y algun cafe

que fue el pretexto…

Pero basta el abrazo profundo…

entrelazar las manos

y hablar mirando a los ojos

para sellar cada palabra

para entender el sentimiento.

Sabemos que vemos el mismo cielo…

Ese, que ahora atraviesa tu vuelo.

Basta una noche, pocas horas

para sanar, para dar fuerzas

para que la distancia sea amiga

y no quede resentida 

por congelar el tiempo.

Aprendimos que el hombro sostiene

que el abrazo fortalece

que las palabras sanan

que los mimos no tienen espacios , que son eternos,

que la foto es el dibujo que llevamos dentro,

es la imagen que al cerrar los ojos

hace real el pensamiento.

Aprendimos tanto ….tanto en este tiempo.

Y eso es lo bueno que seguimos

confiando, que seguimos buscando

atrapar con la mano , las horas, los dias

que la distancia nos roba sin quererlo…

Basta una noche , unas palabras

para que el amor reinvente

la alegria del reencuentro.

Buen viaje , otra vez carretea el avión, el testigo

de tus sueños y proyectos…

Acá me quedo, con el corazón todavia tibio

por ese abrazo inquieto..

yo te espero, como siempre

con mi corazón abierto…

2 Comments

Escribe un comentario

Español