Y pan ( Strangolapreti de acelga)

Estos ñoquis de acelga y pan , son una versión de los llamados “strangolapreti”, que se hacen con espinaca

Los ñoquis de pan

Antes del Siglo XV , no se conocía la papa en Italia, por eso se hacía una pasta llamada zanzarelli ( que llevaban miga de pan, leche y almendras), muy chiquitos . Luego aparecieron los malfatti, o mal hechos, ( harina , agua y huevo), El ñoqui de papa aparece después de la conquista española.

Los Strangolapreti están hechos con pan, y son tradicionales de la zona de Trento, llevan espinaca, pan duro, huevos y harina, y se disfrutan con una salsa simple de manteca y salvia.

Los domingos de mi casa

En casa los domingos eran para las pastas, y si se hacian ñoquis se llenaba toda la mesa, recuerdo pasarlos por la tablita pero como eran tantos , todos ayudábamos y también usábamos el tenedor.

La mesa era muy grande, con las patas torneadas y la madera gastada y con algunas grietas.

Siempre la cubrimos con algún mantel ,de los muchos que tiene mi mamá bordados y de un lino pesado , que costaba mucho planchar, el lío empezaba cuando no encontrábamos todas las servilletas porque no se ponían de papel y siempre faltaba alguna o había que poner de otro manteles, entonces la poníamos debajo del plato para que no se note.

Esos domingos…, el aroma desde temprano al tuco que hacía mi abuela, sus manos llenas de harina, la mirada de mamá feliz a medida que íbamos completando los lugares en la mesa, y la tradición de no empezar a comer hasta que no estábamos todos.

Esos domingos… donde se seguía con el postre, el café, la sobremesa, y muchas veces hasta la tarde cuando se sentía el aroma de las tortas fritas o alguna torta que mamá hacía para el mate.

Hice estos ñoquis, que no son los tradicionales de papa que se hacían esos domingos… pero tienen la misma esencia, reuniendo, disfrutando, mientras el humito de la fuente nos va llenando el corazón de recuerdos.

Ingredientes

2 huevos

200 gr de pan un poco duro

300 gr de acelga

1 cebolla

180 ml de leche tibia

80 gr de queso rallado

80 gr de harina 0000

sal, nuez moscada, pimienta.

Para saltearlos

120 gr de manteca

hojas de salvia fresca

pimienta.

Cómo se hace

  1. Cortar el pan, quitando la corteza, agregar la leche tibia y reservar
  2. Picar la cebolla y rehogar en una sartén con un poco de aceite, sal, y cúrcuma, hasta que esté tierna,y apartar.
  3. Sacar las pencas y pasar las hojas de acelga por agua hirviendo dos o tres minutos, picar y escurrir bien .
  4. Mezclar la cebolla, la acelga, el pan, los huevos, el queso rallado y la harina , sal, pimienta.
  5. Unimos formando una masa que no tiene que ser dura, sino que se puedan formar bolitas. espolvoreamos la mesada con semolín, hacemos cilindros y formamos la bolitas, si se pegotea puedes ponerte aceite en las manos para no agregar harina.,Llevar un rato a la heladera antes de hervirlas
  6. Poner abundante agua a hervir en una olla. Siempre pruebo hirviendo una para ver si están bien.
  7. Mientras hierve el agua, en una sartén derretimos la manteca, agregamos las hojas de salvia y dejamos dorar unos minutos
  8. Volcamos los noquis en el agua hirviendo con sal,y retiramos cuando comiencen a subir
  9. Los vamos agregando a la sartén, salteamos y servimos con queso rallado

Comments are closed.

Español